Mi Médico me recomendó tomar Zanahoria con Manzana y nunca me cansaré de agradecerle

Salud 273 Visitas

Mi Médico me recomendó tomar Zanahoria con Manzana y nunca me cansaré de agradecerle

 La zanahoria es rica en vitamina A, antioxidantes y potasio, por lo que ayuda a mejorar la vista y retrasar el envejecimiento celular. La manzana incluye vitamina B12, fósforo y magnesio, sus propiedades regulan el funcionamiento del intestino y reducen el colesterol en la sangre. Comer zanahorias crudas fortalece los dientes y las encías. Además, el flúor, presente en alimentos como las zanahorias, espinacas o manzanas, es un mineral fundamental para cuidar el esmalte dental.

Por otro lado, la manzana aporta vitamina C, fibra soluble y flavonoides, de ahí que sea muy beneficioso tomarla a menudo. Se recomienda incluirla en meriendas y aperitivos, ya que así mantendremos una dieta mucho más saludable. Hidrata nuestro cuerpo gracias a su alto contenido de agua y es diurética y gracias a su aporte de potasio puede ayudar a reducir la acumulación de líquidos y prevenir calambres musculares. Contiene vitaminas del grupo E, conocidas por ser fuertes antioxidantes. Es una gran fuente de fibra soluble e insoluble. Adecuada tanto para personas con estreñimiento como con diarrea. En el primer caso se debe comer cruda y con piel; y en el segundo, asada o en forma de compota. La piel de la manzana tiene pectina, que protege la mucosa intestinal. Por ese motivo, se recomienda lavarla, pero no pelarla. La pectina contribuye a mantener un buen tránsito intestinal.

Entre los beneficios de esta deliciosa bebida están el que ayuda a una buena digestión, además desinflama el vientre, purifica la sangre y mejora la apariencia de la piel.

Ahora que conoces todo esto, vamos con la receta de nuestro delicioso jugo:

Ingredientes

1 manzana roja

1 zanahoria

Pizca de jengibre

Agua

Preparación

Lava bien los ingredientes, luego troza la manzana para evitar el corazón. En el caso de la zanahoria sí la puedes pelar y cortar el tallo, también pelamos el trocito de jengibre y lo cortamos en trozos muy pequeños y agregamos todo a la licuadora. Agrégale agua al gusto y una pizca de miel.
si es verano, puedes agregarle cubos de hielo al licuado y tendrás un refrescante jugo frozen.

Compartir

Comentarios