Tu relación de pareja tiene mucho que ver con tu peso, descubre porqué

vientre 731 Visitas

Ganar algunos kilos extra después del casamiento es un hecho común en gran parte de las parejas. Prácticamente todas las parejas pasan por el estado de felicidad que se refleja en más números en la balanza. Pero debes saber que lo opuesto también sucede cuando la relación no va tan bien.

Según un estudio publicado por el National Center for Biotechonology, el grado de satisfacción en la relación tiene efectos en la pérdida o ganancia de peso.

El ser feliz en una relación engorda a las personas

De acuerdo con la investigación muy reciente, las parejas en una relación feliz tienden a ganar peso porque ya no necesitan buscar o atraer a otra persona y en consecuencia se descuidan un poco de su aspecto fisico, dejado de esforzarse tanto por tener una figura perfecta que atraiga miradas.

Por otro lado, las parejas infelices tienden a adelgazar y, según los investigadores, hay una explicación muy simple y plausible: Las personas que no son felices en su matrimonio adelgazan para ser más deseables y atractivos para su pareja  o  por otras personas, en caso de que ya no deseen continuar con la relación.

Aunque varios estudios indican que un matrimonio feliz hace bien para la salud, los investigadores también expresaron preocupación por el hecho de que las relaciones estables pueden resultar en obesidad y, consecutivamente, en problemas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

La investigación científica se realizó con 169 parejas y la evaluación de sus matrimonios durante 4 años. Cambios en el peso de la pareja, altura, satisfacción conyugal, estrés y otras variables fueron registradas y analizadas por los autores del estudio.

El consejo que les daríamos a los que estén casados es el siguiente… Esta bien que confíes en tu relación de pareja, pero no dejes que eso de lugar a la obesidad en tu vida, mantente en forma  y tu salud te lo agradecerá, además de que tu pareja se sentirá siempre igual o aún más atraída por ti si no permites que la obesidad llegue  a tu vida.

 

Compartir

Comentarios