Saber que significa el color de tus Heces puede salvar tu vida

bienestar 708 Visitas

Las comidas, bebidas,  medicamentos y también el sangrado en el tracto digestivo pueden alterar el color normal de las heces. Para diferenciar lo normal de lo anormal, lo primero es familiarizarte con tus propias heces.

¿Qué es la materia fecal o comúnmente conocida como Heces?

La materia fecal o heces son desechos que se forman en el aparato digestivo y que se eliminan a través del recto. Aproximadamente 75 % es agua y el resto son bacterias muertas y vivas, proteínas, comida sin digerir (fibra), restos de alimentos, células, grasas, sales y sustancias segregadas por los intestinos y el hígado.  Su color se ve influenciado por varios factores, pero es bueno saber que podría significar cada color, pues esto nos puede ayudar a cuidar nuestra salud.

Colores de Heces y sus significados

Gama  de tonos del marrón.

“Todos los tonos de marrón  se consideran normales. El color está determinado por lo que se come y por la cantidad de bilis”, [la bilis la excreta el hígado en el intestino delgado durante el proceso digestivo], explican en el portal de salud de la Clínica Mayo.

Marrón amarillento o amarillo.

Las heces adquieren este color muchas veces  por una infección causada por la bacteria giardia o por un trastorno conocido como síndrome de Gilbert. La giardia produce diarrea amarillenta. El síndrome de Gilbert se caracteriza por un exceso de bilirrubina en el torrente sanguíneo. La bilirrubina es de color naranja-amarillento y mucha cantidad amarillea las heces y también la piel.

Verde.

Es un signo de que “la comida pasa por el intestino grueso muy rápidamente, por ejemplo, debido a diarrea. Como resultado, la bilis no tiene tiempo a degradarse completamente”, se explica en el portal de la Clínica Mayo.

Otros factores que pueden colorear las heces de verde son las verduras de hoja. verde, los alimentos con colorantes y los suplementos de hierro.

Blanco:

Las heces de color blanco no son normales y deben ser evaluadas rápidamente por un médico. La razón es falta de bilis, lo que podría indicar un trastorno en el hígado o la vesícula”. Se sabe también que las sustancias con bario que se ingieren para realizar radiografías del tracto intestinal también pueden blanquear las heces,  al igual que enfermedades del hígado como hepatitis y cirrosis. En este último caso, a veces el problema no se encuentra en el hígado sino en los tubos que conducen la bilis al intestino. Los antiácidos también pueden blanquear las heces.

Diferentes tonos de rojo

El color rojo puede indicar presencia de sangre. Esta puede deberse a sangrado en cualquier parte del aparato digestivo, de la boca al ano.

Rojo casi negro.

Las heces color rojo oscuro o negro usualmente indican que el sangrado se localiza en la parte alta del sistema digestivo: esófago, estómago y la primera parte del intestino delgado.  Las causas pueden ser, entre otras, úlceras de estómago o duodenales, gastritis o varices en el esófago o estómago.  Esta sangre se parece al alquitrán después de haber circulado por el aparto digestivo y haber estado expuesta a los diferentes jugos digestivos de los intestinos.

Otras causas pueden ser ingerir alimentos con colorantes, suplementos de hierro y regaliz negro.

Rojo brillante o tirando a marrón.

En este caso el sangrado se localiza en la última parte del tracto intestinal, como el intestino delgado o el recto, a menudo causado por hemorroides. También puede ser causado por daño en los esfínteres, debido a la presión de heces muy duras que los presionan y estiran. Otras causas pueden ser pólipos en el intestino, cáncer de intestinos, diverticulosis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa o infecciones intestinales.

En otros casos el rojo intenso puede ser producto de sangrado rápido y masivo en el estómago.  Otra razón puede ser el consumo de remolachas, tomates, arándanos rojos o alimentos con colorantes, suplementos de hierro y medicamentos con bismuto. En caso de notar sangre en las heces se recomienda consultar con el médico inmediatamente para localizar la causa del sangrado y tratarla sin demora.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Compartir

Comentarios