Realizar una cesárea tiene estos pros y contras en la madre y en el bebé

Salud 775 Visitas

La cesárea se transforma en la única manera en la que la mujer puede dar a luz cuando es imposible hacerlo por vía vaginal. Existen infinidad de razones por las que una embarazada puede someterse a una cesárea, y ninguna está exenta de pasar por el quirófano, pues puede ocurrir que después de un parto vaginal se deba recurrir a una intervención de este tipo por diferentes imprevistos. A continuación te contaremos cómo repercute una cesárea en la salud de la madre y el niño después de un tiempo, para que lo tengas en cuenta. ¡Sigue leyendo!

¿Cuáles son los pros y los contras de las cesáreas?

Un estudio realizado por el Centro de Salud Reproductiva de la Universidad de Edimburgo, emplazada en el Reino Unido, afirma que son cada vez más las mujeres que se deciden por la cesárea en lugar de optar por el parto vaginal. Se sabe que casi el 25 % de las parturientas europeas y más del 40 % de las norteamericanas se deciden por una cesárea debido a diferentes causas, como miedo al dolor de parto, problemas médicos o simplemente porque así lo prefieren.

En la investigación se llegó a la conclusión de que, si bien a las mujeres se les aconseja perfectamente sobre los efectos que la cesárea tiene sobre su organismo y el del bebé a corto plazo, nadie les dice qué es lo que puede llegar a ocurrir con ellas mismas, con su capacidad de tener más hijos en el futuro y con el bebé después de pasado un tiempo de la cesárea.

Los científicos decidieron realizar una investigación basándose en los principales resultados que tanto la madre como el bebé presentaban asociados a las cesáreas. Para ello, revisaron varios estudios y controles en forma aleatoria. De esta manera, los investigadores obtuvieron los datos de más de 30 millones de cesáreas y partos vaginales con los cuales hacer la comparación. Esto representa una muy buena cifra.

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos?

El primer resultado obtenido en el estudio fue que las mujeres que tuvieron parto por cesárea sufrieron menor riesgo de padecer disfunción pélvica que aquellas que tuvieron parto vaginal. En el estudio, los profesionales a cargo aseguraron: «Hemos encontrado que el parto por cesárea se asocia con una reducción de la incontinencia urinaria y con el prolapso de órganos pélvicos en la madre».

En este sentido, el riesgo de incontinencia urinaria fue un 44 % menor en las mujeres que optaron por una cesárea y el prolapso de los órganos fue un 71 % menos que en las mujeres que tuvieron a sus hijos por parto vaginal. Además, agregan que «el parto por cesárea se asocia con subfertilidad a futuro y a varios embarazos posteriores con riesgos tales como la placenta previa, la ruptura uterina y la muerte del feto».

Por otro lado, existe un 21 % más de posibilidades de que los bebés desarrollen asma antes de los 12 años si es que nacieron por cesárea. Lo mismo ocurre con la obesidad infantil antes de los 5 años, pues en estos casos se incrementa en un 59 %.

Otras cifras para tener en cuenta indican que las mujeres que tuvieron cesárea tenían 17 % más de posibilidades de padecer abortos involuntarios en embarazos a futuro y un 27 % más de posibilidades de experimentar muerte fetal.

Estas cifras son acertadas y nos abren un panorama sobre los riesgos a largo plazo que pueden traernos las cesáreas. Ante cualquier duda, consulta siempre con tu obstetra.

[Total:0    Promedio:0/5]

Compartir

Comentarios