No volverás a ver ARRUGAS en tu rostro si usas ALOE VERA

belleza 211 Visitas

Con el paso del tiempo, nuestra cutis va perdiendo colágeno y elastina, lo que se traduce en una falta de hidratación y la tan temida aparición de arrugas y líneas de expresión. Para evitar que esto suceda de modo prematuro y nuestro cutis se vea envejecido y apagado, es esencial cuidar la piel a diario tanto interna como externamente. En esta tarea, además de una alimentación saludable y una excelente hidratación a base de líquidos y cremas de calidad, podemos recurrir a algunos productos naturales con propiedades rejuvenecedoras y antioxidantes como, por ejemplo, el aloe vera o sábila. Esta planta es considerada como un genuino milagro para nuestra belleza, pues son muchos los beneficios que a nivel estético puede aportarnos. Si quieres saber cómo usar el aloe vera para las arrugas, sigue leyendo este artículo de unComo.

El aloe vera para las arrugas

 

El aloe vera o sábila ofrece potentes propiedades antienvejecimiento para la piel y es que, a diferencia de otros productos naturales, es capaz de penetrar inclusive en las capas más profundas de la piel aportándole todos los nutrientes y vitaminas necesarias para evitar la sequedad y la formación de arrugas prematuras.

Además, sus componentes antioxidantes permiten actuar frente a la acción de los radicales libres, responsables en gran parte del envejecimiento de la piel. Y no solo esto, el aloe vera es maravilloso también para estimular y aumentar la producción de colágeno y elastina en la dermis, algo fundamental para mantener una dermis siempre joven, saludable y radiante.

Mascarilla antiarrugas de aloe vera y pepino

Una de las mejores formas de usar el aloe vera para las arrugas es elaborando algunas mascarillas caseras en las que podemos envolver otros buenos ingredientes naturales antiedad. Y una de las más efectivas es la que se prepara a base de aloe vera y pepino, pues esta hierba contiene vitaminas A, C y E que son ideales para atenuar las líneas de expresión y rejuvenecer la piel.

Preparación: licua 100 g de pulpa de aloe vera con 100 g de pepino y ve añadiendo un poco de agua a la mezcla hasta obtener una pasta homogénea. Extiéndela sobre el rostro bien limpio justo antes de irte a pernoctar y deja que actúe en tanto toda la noche. A la mañana siguiente lávate la cara con abundante agua tibia y aplica tu crema hidratante usual.

Compartir

Comentarios