Los puntos negros y espinillas se eliminan al INSTANTE con la mascarilla negra

belleza 87 Visitas

La mascarilla negra para remover los puntos negros se ha hecho bastante difundido en el mercado. Si bien se distribuye en diferentes presentaciones comerciales, asimismo se puede preparar en tu hogar con ingredientes naturales.

Es un producto muy atractivo para la limpieza cutánea, dado que absorbe los restos de grasa y facilita la eliminación de las impurezas que, aunque no siempre las notamos, afectan la salud y belleza de la piel.

Lo mejor de todo es que es muy económica y, a diferencia de otros tratamientos, no tiene químicos ni produce reacciones secundarias indeseadas.

¿En qué consiste esta mascarilla negra?

La mascarilla negra para limpiar los puntos negros es un tratamiento que se obtiene de la mezcla de gelatina sin sabor, leche y carbón activado.

Estos ingredientes forman una pasta pegajosa que, tras aplicarse sobre la piel, se adhiere a los residuos de los poros para facilitar su extracción.

Cuenta con propiedades astringentes y exfoliantes que ayudan a regular la elaboración de grasa mientras dejan el cutis suave y firme. Contiene aminoácidos esenciales y compuestos antioxidantes que, al asimilarse en la piel, estimulan la recuperación celular para impedir las arrugas prematuras. Su ingrediente primordial, el carbón activado, tiene propiedades desintoxicantes y emolientes que ayudan a limpiar a fondo el rostro, eliminando espinillas, granos y otras imperfecciones comunes. Ayuda a purgar la piel y, de paso, regula la actividad de las glándulas sebáceas para reducir la elaboración excesiva de sebo y los poros dilatados.

¿Cómo preparar esta mascarilla negra para la piel?

La elaboración de esta mascarilla negra de origen natural es bastante sencilla y puede repetirse hasta dos veces a la semana.

El carbón activado se puede adquirir en herbolarias, farmacias o tiendas cosméticas.

Ingredientes

1 cucharada de gelatina sin sabor en polvo (10 g)
3 cucharadas de leche desnatada (30 g)
1 cápsula de carbón activado

Utensilios necesarios

1 recipiente
1 cuchara
1 pincel o brocha

Modo de Preparación

Primeramente vierte la gelatina sin sabor en un recipiente apto para microondas y, a continuación, mézclalo con las cucharadas de leche.
Luego remueve con una cuchara de madera o silicona y asegúrate de que todo quede bien integrado, sin grumos.
Lo siguiente que harás sera llevar el preparado al horno microondas y déjalo calentar durante 15 o 20 segundos.
Pasado este tiempo, retíralo y agrégale el contenido de una cápsula de carbón activado.
Continúa removiendo los ingredientes y déjalos reposar de 5 a 10 minutos.
Trascurrido este tiempo, notarás que se forma una pasta espesa y negra que, luego, extenderás en las zonas deseadas.

Modo de aplicación

En primer lugar, debes limpiar la piel con una toallita húmeda o jabón neutro.
Tras asegurarte de eliminar la suciedad y los restos de maquillaje, extiende la mascarilla sobre las áreas que deseas tratar (frente, nariz, mejillas, etc.).
Utiliza una brocha o pincel para facilitar la aplicación del producto y, con este, trata de formar una capa fina.
Deja que actúe durante 20 o 30 minutos, hasta que se seque por completo.
Pasado este tiempo, toma la mascarilla por uno de sus extremos y retírala de un solo tirón para eliminar los puntos negros.
Ten cuidado en este último paso, ya que si aplicas demasiada fuerza puedes lastimar la piel.
Tras retirar el producto, enjuaga con agua tibia e hidrata la piel.
Haz el tratamiento máximo 2 veces a la semana, ya que en exceso puede causar resequedad.
¿Tu piel produce grasa en exceso? ¿Tienes puntos negros y espinillas? Si es así, anímate a preparar esta novedosa mascarilla en casa y comprueba por ti misma sus efectos contra las imperfecciones.

Compartir

Comentarios