Los Médicos no pueden Creer como esta Receta reconstruye y sana los Huesos y Articulaciones

Salud 131 Visitas

Nuestro organismo va desgastándose y mostrando padecimientos propios del tiempo, con el transcurso del tiempo. El dolor óseo y articular es uno de los principales síntomas que suceden con el paso de los años. Si tienes dolores en los huesos o articulaciones, estas en el lugar adecuado, ya que hoy te enseñaremos a preparar este poderoso remedio para el dolor de rodillas, huesos y articulaciones, ante el cual los médicos del mundo han quedado totalmente asombrados debido a su efectividad. Las rodillas son una de las partes de nuestro cuerpo que más resienten el progreso de los años en nuestro organismo, debido a que soportan más del 80% del peso de nuestro cuerpo cuando nos encontramos de pie.

Además, las articulaciones también se van desgastando por cientos de motivos, como lo pueden ser las malas posturas o el excesivo trabajo sobre ellas.

Las articulaciones pueden comenzar a molestar cuando llegamos a cierta edad y este dolor irá aumentando si nos e pone un tratamiento sobre el problema. Este tipo de padecimientos son todos progresivos, es decir, que mientras más tiempo se les dé, más van a ir aumentando, no como otros padecimientos a los que podemos decir “dale un tiempo y se te va a pasar”, este método evidentemente no aplica en estos casos.

Es por ello que hay que mantener estos puntos bien claros y comenzar a aplicar tratamientos que nos ayuden a que el desgaste causado por la edad no sea tan marcado.

Esto lo podemos logra mediante tratamientos naturales que nos proporcionan las sustancias y nutrientes necesarios para mantener el cuerpo en buen estado

Receta casera para combatir los dolores y fortalecer  los huesos y articulaciones

Ingredientes:
3 Cucharadas de pasas
2 Cucharadas de gelatina sin sabor
40 Gramos de semillas de calabaza
200 Gramos de miel
4 Cucharadas de semillas de sésamo
8 Cucharadas de semillas de linaza
Modo de preparacion:
Coloca todos los ingredientes en una licuadora.
Licúa hasta obtener una mezcla sin grumos.
Coloca el resultado en un recipiente y refrigéralo.
Indicaciones:
Toma una cucharada de este remedio dos veces al día, una antes del desayuno y otra antes del almuerzo. Continúa este tratamiento diariamente hasta que sientas los resultados claramente en tu cuerpo.

Espero que comiences pronto a probar este tratamiento, los resultados son excelentes y los dolores ya no te molestarán nunca más, puedes compartir esta información con tus amigos y familiares porque estoy segura que les servirá mucho. Y es sabido que  todos los cuerpos son distintos, así que si no mejora, consulta con tu médico otras opciones.

Compartir

Comentarios