Le llaman el ROMPE PIEDRAS porque expulsa todas las piedras del riñon

Salud 53 Visitas

Los riñones son dos pequeños órganos que resultan de gran importancia para mantener limpio el organismo. Son los principales responsables de controlar diversas funciones de limpieza dentro del cuerpo, desde el balance de electrolitos hasta la presión sanguínea. Cuando el dolor en los riñones aparece, puede deberse a diversas razones.

Existencia de una lesión.
Un tumor.
Infección en vías urinarias.
Coágulos en las venas de los riñones.
Cálculos renales.
Crecimiento irregular de la próstata.
Limitaciones en el flujo de la orina.

Sin importar cuál sea el caso, te darás cuenta de que este dolor es muy incómodo y muy limitante. Para solucionar el problema, lo mejor es consultar con el médico. Esta molestia suele ser solo el síntoma de un problema que debe ser tratado a fondo. Por suerte, existen algunos remedios naturales que puedes aprovechar para combatir el dolor en los riñones. Aquí enumeramos los más aconsejables y sencillos, para que elijas el que más te interese:

1.- Té de ortiga

¿Tu médico te ha dicho que el dolor en los riñones se debe a una inflamación? Hay ocasiones en las que los riñones tienen dificultades para dejar pasar la orina.

Por suerte, el té de ortiga ayuda a eliminar bacterias y cristales que pueden estar afectando tus riñones. Procura tomar una taza de este té una vez al día.

Ingredientes

1 cucharadita de hojas de ortiga (5 g)
1 taza de agua hirviendo (250 ml)
Preparación

Añade las hojas de ortiga al agua y deja reposar por 7 minutos.
Cuela y toma el té, sin añadir azúcar ni otro edulcorante.

2 Jugo de apio

El apio tiene propiedades antisépticas que ayudan a eliminar las bacterias acumuladas en los riñones. En caso de que el dolor en los riñones te esté causando muchos problemas pero las bebidas anteriores no te agraden, puedes probar con esta opción.

Aunque el jugo de apio puede resultar un poco fuerte, es bastante efectivo. Si el sabor del apio no te gusta demasiado, puedes optar por mezclarlo con agua natural o con limón.

Otra opción es usar el apio en tus batidos. De esta forma, podrás combinarlo con otras frutas o con otras de las bebidas aquí listadas.

3 Jugo de granada

La granada, tanto en jugo como en semilla, es excepcional para tratar el dolor en los riñones y las infecciones en vías urinarias. Las granadas tienen propiedades astringentes, por lo que facilitan la destrucción de las piedras formadas por el exceso de minerales.

Además, este remedio resulta sumamente hidratante y cuenta con un bajo contenido de azúcares. Si lo eliges, procura consumir un vaso de jugo de granada dos veces por semana.

No olvides que, a pesar de no tener tanta azúcar, sigue siendo dulce. Por lo tanto, deberás limitar su consumo para evitar alterar tus niveles de glucosa.

Compartir

Comentarios