Elimina el sarro y blanquea tus dientes con esta pasta dental casera

belleza 1266 Visitas

¿Quieres blanquear tus dientes, pero no quieres gastar dinero en productos y tratamientos demasiado costosos? ¿Esta empezando a formarse sarro en tus dientes y quieres eliminarlo cuanto antes?  Déjame decirte que existe un producto casero que funciona de maravilla para blanquear los dientes y eliminar el sarro. Este ingrediente es el bicarbonato de sodio, un abrasivo suave que elimina efectivamente de los dientes las manchas causadas por el té, el café, los cigarrillos, etc. En este vídeo te enseñaremos cómo usarlo.

Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes y eliminar el sarro

Modo de preparación

En una taza pequeña, mezcla la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua o limón, puedes elegir entre ambos, pero te recomendamos el limón. Luego mezcla muy bien hasta que puedas cerciórarte de que la mezcla   tenga la consistencia de una pasta, para que pueda ser aplicado a los dientes con facilidad.

Modo de aplicación

Puedes aplicarte esta  pasta en los dientes con un cepillo dental o tan solo tus dedos. Si deseas eliminar una mancha considerable, es recomendable que apliques la pasta de forma directa sobre la mancha y la dejes reposar aproximadamente por 2 minutos. Del mismo modo que lavar los platos, algunas manchas requerirán que restriegues un poco más. También podría ocurrir lo mismo con la mancha en tus dientes; usa un cepillo dental o tus uñas para retirar ese último pedazo de suciedad que haya en tus dientes.

Tips que potenciarán los beneficios del bicarbonato de sodio para tus dientes

Para obtener un mejor resultado, puedes secar la superficie del diente con una gasa antes de aplicar la pasta.
Si deseas obtener un efecto blanqueador general, remoja tu cepillo en la taza para cubrir las cerdas con la pasta de bicarbonato de sodio, y empieza a cepillar.
También puedes sumergir tu cepillo de dientes mojado directamente sobre el bicarbonato, y el polvo se adherirá a las cerdas. Sin embargo, el sabor del bicarbonato será muy fuerte si utilizas este método.

Manera correcta de cepillarse
Cepilla tus dientes durante uno o dos minutos. Cepíllate los dientes como lo harías normalmente, pasando el cepillo por todas las grietas y hendiduras. No cepilles tus dientes por más de dos minutos, ya que el bicarbonato es un abrasivo suave y puede comenzar a erosionar el esmalte de tus dientes. Asegúrate de no cepillarlos de lado a lado ya que este movimiento es destructivo para los dientes, solo debe hacerse de arriba abajo.
Debes usar un cepillado dental suave y cepillar con poca fuerza.
Ten en cuenta que el sabor del bicarbonato no es muy agradable.

Enjuágate.

Escupe el bicarbonato y enjuaga tu boca con agua o sino con enjuague bucal. También limpia bien tu cepillo luego de realizar este proceso.

Repíte este proceso cada dos días.

Debes repetir el proceso de lavar tus dientes con bicarbonato cada dos días durante una o dos semanas. Notarás  la diferencia en la blancura de tus dientes después de unos pocos de días, y una diferencia substancial después de algunas de semanas.
Después de cepillar tus dientes con bicarbonato cada dos días durante un par de semanas, debes bajar la frecuencia y hacerlo solamente una o dos veces por semana. Esto se debe a que si utilizas el bicarbonato con demasiada frecuencia, las propiedades abrasivas de este pueden dañar el esmalte de tus dientes.
Ten en cuenta que no debes reemplazar tu crema dental por bicarbonato. Esto se debe a que la crema dental contiene fluoruro, el cual ayuda a fortalecer los dientes y prevenir las caries, los residuos de placa, la enfermedad de las encías y ayudará a mantener el aliento fresco.

Procedimientos alternativos con el bicarbonato de sodio

 1.Mezcla el bicarbonato con agua oxigenada.

El agua oxigenada es otro gran producto casero que puedes utilizar para blanquear tus dientes. Mezcla media cucharadita de agua oxigenada con una cucharadita de bicarbonato hasta que formes una pasta de contextura similar a la de la crema dental. Cepilla tus dientes con esta mezcla, y déjala hacer efecto por uno o dos minutos. Finalmente Enjuaga tus dientes con agua o con enjuague bucal.
La mayoría de farmacias venden agua oxigenada y viene normalmente en una botella opaca de color marrón para evitar que reaccione con la luz. Asegúrate de que tienes una solución de agua oxigenada al 3%, que es lo indicado para utilizar de forma segura mediante vía oral.
El agua oxigenada también funciona como un efectivo enjuague bucal anti bacterial. Para eso, diluye peróxido de hidrógeno con una cantidad igual de agua.

Mezcla el bicarbonato con jugo de limón o de lima.

El bicarbonato también se puede mezclar con jugo fresco de limón o de lima, ya que el ácido cítrico de estas frutas es un eficaz agente blanqueador.  Para esto mezcla media cucharadita de bicarbonato con media cucharadita de jugo de limón o de lima recién exprimida. Cepilla tus dientes con esta mezcla y deja que haga efecto durante un minuto antes de enjuagarte la boca.
Pero ten en cuenta que algunos dentistas no recomiendan este método, ya que el ácido cítrico en el jugo es un poco corrosivo y puede dañar tus dientes.

Mezcla el bicarbonato con crema dental.

Puedes mezclar un poco de bicarbonato con tu crema dental para obtener sus beneficios blanqueadores combinados con el fortalecimiento y propiedades protectoras del fluoruro. Para esto, coloca en tu cepillo la cantidad normal de crema dental y espolvorea un poco de bicarbonato de sodio, luego cepilla tus dientes normalmente.
Consejos
-Asegúrate de no cepillar tus encías, ya que esto puede causar una sensación de ardor e incluso sangrado.
-Después de cepillar tus dientes, cepilla tu lengua con tu sabor favorito o utiliza una fruta. El mal aliento está relacionado con los dientes solo cuando tienen restos de comida o placa. La causa principal del mal aliento son las bacterias que crecen en las encías. Cepilla ligeramente todo el interior de tu boca antes de enjuagarla (excepto la garganta), pero después de utilizar enjuague bucal.
-Utilizar un cepillo de dientes eléctrico ayuda a que te cepilles rápidamente y de forma más efectiva.
-Si te duele al cepillarte los dientes y las encías te sangran, entonces no se sugiere que uses el bicarbonato de sodio en tus dientes, en este caso mejor consulta a un odontologo.
 Advertencias
-El bicarbonato puede disolver el pegamento de ortodoncia. No utilices este método si tienes aparatos dentales.
-No utilices este método de manera demasiado frecuente, ya que la abrasión puede dañar el esmalte de tus dientes. Existen pastas dentales especiales (muchas son para fumadores) que contienen abrasivos mucho más suaves que el bicarbonato. Puedes utilizarlas todos los días sin ningún riesgo para tu salud dental y ayudan a eliminar no solo las manchas de tabaco, sino también las manchas de café, té, vino, etc.
-No cepilles tus dientes con demasiada fuerza ni usando este tratamiento ni en tu cepillado común(lo que se llama abrasión) ya que puedes dañar su esmalte, lo que lleva a la hipersensibilidad dental.

Si quieres eliminar el sarro y blanquear tus dientes, te recomiendo ver el siguiente vídeo:

Espero que estos tratamientos dentales te ayuden a tener dientes más blancos y sanos. Hasta pronto

[Total:0    Promedio:0/5]

Compartir

Comentarios