Elimina el acné y otras imperfecciones de la piel con ayuda de la cúrcuma

belleza 736 Visitas

La cúrcuma es un ingrediente muy conocido en la cocina hindú porque se utiliza en la preparación de muchos platillos típicos, como el curry. Se trata una especia de color amarillo anaranjado que cuenta con grandes beneficios para la salud cardiovascular, digestiva y de las articulaciones. Además, presenta muchos beneficios para la salud y la belleza de la piel, como los que te vamos a contar ahora mismo.

1. Elimina el acné

La cúrcuma, al ser antibacteriana, es lo que necesitas si tienes problemas de acné o quieres eliminar las cicatrices que quedan de los granitos.

Para utilizarla debes mezclar cantidades iguales de cúrcuma con miel y aplicar esta preparación directamente en la zona afectada por el acné. Deberás dejarla toda la noche y enjuagar la piel con agua fría a la mañana siguiente. Hazlo una vez al día hasta que notes el resultado esperado.

2. Cura las pequeñas heridas

La cúrcuma contiene curcumina, que presenta características antisépticas y cicatrizantes gracias a que incrementa el colágeno en la piel.

Para apresurar la curación de heridas pequeñas, mezcla ½ cucharada de cúrcuma con aceite de coco y forma una pasta que deberás aplicar 2 o 3 veces al día sobre la zona a tratar.

3. Controla la piel grasa

La piel grasa es la pesadilla de cualquier hombre o mujer. El exceso de sebo puede provocar el tan odiado acné y los puntos negros que afectan la apariencia del rostro. La cúrcuma, en este caso, presenta un gran beneficio, pues te permite controlar la cantidad de grasa presente en tu cutis.

Para ello debes mezclar media cucharadita de cúrcuma en polvo con una cucharadita de yogur natural y un poco de jugo de limón hasta formar una pasta espesa. Aplica la preparación como una mascarilla y deja que repose por media hora. Finalmente, enjuaga con agua tibia. Realiza este tratamiento dos o tres veces por semana.

4. Alivia el eccema

La cúrcuma cuenta con propiedades antiinflamatorias que ayudan a tratar la inflamación y la picazón producidas por el eccema. Además, gracias a su naturaleza antimicrobiana podrás matar cualquier bacteria que lo pueda revivir o causar.

Para utilizar la cúrcuma y aliviar el eccema, mezcla ½ cucharadita de cúrcuma en polvo con la suficiente cantidad leche para formar una pasta y aplícala sobre la zona afectada. Espera a que seque y enjuaga con agua fría. Haz esto dos veces al día.

5. Retrasa los signos de envejecimiento

La cúrcuma retrasa el envejecimiento y protege la piel del daño de los radicales libres, que producen arrugas y líneas de expresión.

Para emplearla de forma efectiva y eliminar las arrugas finas, mezcla ¼ de cucharada de cúrcuma en polvo con 1 cucharada de yogur natural y aplícalo sobre el área afectada. Déjalo actuar durante 20 minutos, luego enjuágalo con agua. Aplícalo 2 o 3 veces por semana.

La cúrcuma es un gran ingrediente que, además de tener un gran sabor, hace maravillas con nuestra piel. ¡No dudes en empezar a usarla ya mismo!

Compartir

Comentarios