Desaparece el acné de tu rostro con esta mascarilla

belleza 134 Visitas

Las mascarillas faciales son tratamientos muy efectivos para mejorar la belleza y la salud de la piel del rostro de una forma completamente natural, y además sirven para hacer frente a afecciones cutáneas tan molestas y antiestéticas, como por ejemplo el acné. Hay varios productos para reducir las impurezas del acné y combatir el exceso de grasa en el cutis, pero uno de los más empleados es la avena, pues este es un cereal ideal que limpia, hidrata, exfolia y acaba con las imperfecciones de una forma más rápida.  Por ello, hoy te enseñaremos a preparar 2 mascarillas para eliminas todas las espinillas y el acné.

Mascarilla de avena y miel

Para ganarle la batalla al acné y recuperar la belleza de la piel cuanto antes, te aconsejamos combinar la avena con otros ingredientes naturales que también son excelentes para tratar esta afección cutánea. Entre ellos, sin duda, destaca la miel de abeja, una sustancia que es antibacteriana, calmante, antiséptico e hidratante y, por tanto, una increíble solución para limpiar los poros, reducir las impurezas y aportarle al rosto un extra de nutrición y vitalidad. Toma nota de los pasos a seguir para elaborar tu propia mascarilla antiacné a base de avena y miel.

Ingredientes:

1 cucharada de copos de avena
2 cucharadas de miel pura
un poco de agua o de jugo de limón

Preparación:

En primer lugar, muele la avena hasta que quede una especie de polvo fino. En un recipiente, agrega la avena molida y la miel y mezcla hasta obtener una pasta consistentes. Seguidamente, te recomendamos que añadas un poco de agua para que la mezcla quede más líquida, o bien unas gotas de jugo de limón, pues este cítrico es un gran astringente natural.

Aplica la mascarilla sobre la piel del rostro limpia, evitando extenderla por el contorno de ojos, y deja actuar durante 30 minutos. Luego, enjuaga haciendo masajes circulares para poder removerla bien.

Mascarilla de avena y leche

Otra estupenda mascarilla de avena para el acné es la que une las propiedades de este cereal con las de un producto tan simple como la leche. Esta bebida posee vitamina A y ácido láctico, lo cual es perfecto para reparar los tejidos de la dermis más afectados por las impurezas, hidratar, suavizar y permitir la eliminación de las pieles muertas.

Ingredientes:

2 cucharadas de copos de avena
1/2 taza de leche fría

Preparación:

El primer paso es moler los copos de avena para luego mezclarlos en un recipiente con la leche hasta conseguir una pasta espesa. Una vez esté lista la mascarilla, lava tu rostro con un limpiador facial adecuado, aclara y aplícala de manera uniforme. Deja que repose durante 20 minutos y, al finalizar, retira con abundante agua fría.

Compartir

Comentarios