Como mantener las uñas hermosas y limpias sin lastimarlas

belleza 371 Visitas

¡Usamos nuestras manos todo el tiempo! Pero, ¿cómo se supone que debemos mantenerlas limpias con todo ese uso? Hay un secreto. Se necesita una limpieza diaria.

Pero vale la pena porque puedes presumir unas uñas sanas y hermosas.

Como mantener las uñas hermosas y limpias sin lastimarlas

1.- Moja tus uñas.

Mójalas con agua tibia alrededor de 5-10 minutos. Esto suavizará tus uñas y facilitará el proceso. También ocasionará menos daño si necesitas cortar o limar tus uñas.

2.- Frota tus uñas.

Consigue una esponja, la misma que utilizarías para bañarte, para frotar todas tus uñas.

Asegúrate de también frotar las puntas de tus uñas. Si no quieres usar agua tibia y una esponja para frotar tus uñas, puedes usar una mezcla de crema para manos y una pequeña porción de jabón para platos.

Pero antes de hacer esto, frótalas con agua tibia para suavizarlas.

3.- Empuja tus cutículas hacia atrás.

Frota una o dos gotas de aceite para cutícula en tus cutículas y la piel alrededor de tus uñas.

Ahora toma la herramienta apropiada y empieza a empujar tus cutículas hacia atrás. Este es un proceso completamente sin dolor.

4.- Recuerda lavar tus manos con jabón después de:

Usar el baño
Realizar actividades sucias
Antes y después de cocinar

5.- Recorta tus uñas cuando estén demasiado grandes

Este paso es opcional. Si tus uñas están más largas de lo que te gustaría, saca el cortaúñas y córtalas a la misma longitud. Otra cosa que debes recordar es que naturalmente, tus uñas no crecen uniformemente, así que recórtalas para tener una buena curva o una línea recta.

6.- Lima tus uñas.

Esto también es opcional. La mayoría prefiere limarlas cada vez que arreglan sus uñas para darles un mejor terminado.

Ya has escuchado esto, pero siempre recuerda limar tus uñas en una dirección. De lo contrario, podrías dañarlas.

7.- Quita la suciedad de tus uñas.

A todos se nos ensucian las uñas durante nuestras actividades diarias. Para retirar la suciedad, simplemente agarra un palillo. Coloca el palillo debajo de las puntas blancas de tus uñas y quita la suciedad. Este es un proceso fácil y sin dolor. Cuando terminas, deja que tus uñas reposen en agua tibia durante 30 segundos.

8.- Vuelve a frotar tus uñas.

Consigue una esponja, la misma que utilizarías para bañarte, para frotar todas tus uñas.

Asegúrate de también frotar las puntas de tus uñas. Si no quieres usar agua tibia y una esponja para frotar tus uñas, puedes usar una mezcla de crema para manos y una pequeña porción de jabón para platos.

Pero antes de hacer esto, frótalas con agua tibia para suavizarlas.

9.- Aplica una capa superior o un fortalecedor de uñas.

La capa superior o el fortalecedor de uñas fortalecerán tus uñas. También les dará un aspecto más limpio y un mejor terminado.

10.- ¡Ya terminaste!

Tus uñas deben de verse limpias y hermosas.

Vas a notar que tus uñas empezarán a verse mejor después de varios usos. ¡Disfrútalas!

Compartir

Comentarios