Como hacer SLIME en 5 minutos

amenidades 47 Visitas

El slime es una masa elástica excelente para divertir a los niños, que se caracteriza por su contextura fácil de manipular. Es una manera de divertir a los niños muy fácil de hacer, y que asimismo sirve como desestresante. Es un producto que puede realizarse en casa con ingredientes fáciles de procurar y que se obtiene siguiendo unos simples pasos y usando los siguientes materiales:

1) Envase de vidrio pequeño o una taza. En este caso es necesario utilizar estos materiales y no un envase de plástico ya que utilizaremos agua caliente y el plástico pudiera derretirse.

2) Envase de vidrio mediano o grande. Aquí colocaremos la mezcla posteriormente, es necesario que sea mediano o grande para tener facilidad a la hora de mezclar el Slime.

3) Envase pequeño o mediano de plástico.

4) Cuchara pequeña de metal. La utilizaremos para mezclar los ingredientes.

5) Bicarbonato de sodio.

6) Pega líquida transparente. Recuerda no utilizar silicón.

7) Un poco de agua caliente.

8) Opcional. Colorante de comida. Si desea utilizar colorante, te recomendamos elegir colores brillantes, así como rosado o verde.

Una vez que tengas todos los materiales e ingredientes a la mano, pues a comenzar.

Instrucciones para hacer Slime con bicarbonato:
1. Tomamos el envase de vidrio o la taza y colocamos dos cucharaditas pequeñas de bicarbonato de sodio.

2. Con mucho cuidado añadimos un poco de agua caliente.

3. Utilizando la cucharita mezclamos muy bien el bicarbonato con el agua y dejamos enfriar un poco.

4. En el otro envase de vidrio (el grande o mediano), colocamos un poco de pegamento transparente, y si elegiste usar colorante también lo colocamos junto con el pegamento.

5. Utilizando la misma cucharita (limpia de bicarbonato de sodio), mezclamos muy bien el pegamento transparente con el colorante, observarás que se logra un efecto muy interesante por el color.

6. Ahora vamos a añadir poco a poco la mezcla del bicarbonato al envase que contiene el pegamento transparente.

7. Una vez que lo hemos añadido todo, dejamos reposar unos segundos. Podemos revolver un poco la mezcla para ir juntando lo más sólido y nuevamente dejamos reposar. Observarás que se forma una masa sólida.

8. Tomaremos esa masa más sólida con nuestra mano y la colocaremos en el envase de plástico, dejando que se escurra muy bien el exceso de agua.

9. Posteriormente harás lo mejor de todo el proceso: mezclar con tus manos. Amasa muy bien y deja reposar cada cierto minuto hasta que observes que tu Slime está listo.

Muy bien, una vez listo, ¡a divertirse con nuestro fabuloso Slime colorido y brillante!

Compartir

Comentarios