Aunque no lo creas tiene 50 años y es la envidia de su familia pues no tiene arrugas gracias a este secreto

belleza 61 Visitas

Las arrugas son un problema con el cual tenemos que luchar todos luego de los 40 años, pues pasada esa edad se empiezan a notar los signos del envejecimiento, para luchar contra esto siempre invertimos dinero en productos anti-arrugas del mercado los cuales muchas veces no cumplen con lo que prometen.

Basta de perder mas tiempo y gastar mas dinero en productos que venden en el mercado para eliminar las arrugas de la piel, que ademas de ser muy costosas, no son seguras por sus fuertes ingredientes.

Hoy te presentaremos unas mascarillas caseras que te ayudara a acabar todas las arrugas de la piel que tanto te incomodan, solo necesitas de prepararla de manera correcta, no invertir ingredientes extras.

A continuación te dejaremos los pasos que debes de seguir para que puedas preparar de manera correcta estas mascarillas caseras. Así que no lo pienses más y dile adiós a las arrugas de una vez por todas .

MASCARILLAS CASERAS PARA ELIMINAR LAS ARRUGAS:

1. MASCARILLA EXFOLIANTE CON ASPIRINA.

Esta es quizá la forma más básica de utilizar este fármaco para el cuidado de la piel.
Tiene una acción exfoliante que facilita la eliminación de células muertas y mejora la textura de la piel.
Además, es buena para eliminar el exceso de grasa y reducir el tamaño de los poros dilatados que originan los molestos puntos negros.

INGREDIENTES NECESARIOS:

3 aspirinas
3 cucharadas de agua tibia (30 ml)

MODO DE PREPARACIÓN:

Coloca a remojar las aspirinas en el agua para que se ablanden y luego tritúralas hasta obtener una pasta.

MODO DE APLICACIÓN:

Limpia muy bien todo el rostro antes de extender el tratamiento y luego asegúrate de aplicarlo con suaves masajes circulares.
Deja la mascarilla en la cara de 5 a 10 minutos y enjuaga.
Repite el tratamiento dos veces por semana si tienes la piel normal o grasa, y una vez si es de tipo seca.

2. MASCARILLA DE ASPIRINA CON LIMÓN.

La mascarilla de aspirina con limón está diseñada para aquellas personas que quieren combatir el acné, las manchas y alteraciones difíciles de eliminar como lo son las cicatrices.
El limón combinado con la aspirina crea un poderoso astringente y antibacteriano que, además de eliminar las impurezas, combate las bacterias que provocan los grados más graves de acné.
Sin embargo, es importante aclarar que su uso debe ser solo nocturno, ya que si se expone al sol podría originar manchas e irritaciones.

INGREDIENTES NECESARIOS:

3 aspirinas
3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)

MODO DE PREPARACIÓN:

Remoja las aspirinas en el jugo de limón y tritúralas hasta obtener una pasta espesa.

MODO DE APLICACIÓN:

Aplícate la mezcla sobre el rostro bien limpio y déjalo actuar durante 10 minutos.

3. MASCARILLA DE ASPIRINA, YOGUR Y MIEL.

Este tratamiento facial aporta los beneficios de un peeling, reduciendo las antiestéticas cicatrices, las manchas y los granos causados por el acné.
La combinación de aspirina, yogur y miel crea un producto hidratante y reparador para atenuar los signos de la edad y mejorar el tono del rostro.
Como resultado tu piel estará radiante y suave.

INGREDIENTES NECESARIOS:

5 aspirinas.
½ cucharada de miel pura de abeja (15 g)
1 cucharada de yogur natural (15 g)

MODO DE PREPARACIÓN:

Tritura las aspirinas hasta obtener un polvo y, a continuación, combínalo con la miel pura de abeja y el yogur natural.

MODO DE APLICACIÓN:

Sumerge un paño en agua caliente y colócalo sobre tu rostro limpio para abrir los poros, con el fin de lograr que la mascarilla penetre bien.
Luego, seca bien y extiende una capa fina de la mezcla, dejándola actuar de 20 a 30 minutos.
Retira la mezcla con agua templada y, para finalizar, aplícate un poco de crema hidratante.

Esperamos que esta receta te sirva mucho. Hasta pronto

Compartir

Comentarios